Mentiras y más mentiras

A quienes se crearon grandes expectativas sobre una mejora
de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos después de la toma de posesión de
Obama, el último informe que anualmente emite el Departamento de Estado sobre
la situación de los derechos humanos en el mundo, debió desilusionarlos.
http://www.trabajadores.cu/news/cuba-enero-2008/constituyen-en-cuba-asambleas-provinciales-del-poder-popular/image_preview
De acuerdo con el veredicto del juez mundial -al parecer eliminar
la prepotencia  yanqui no está incluido
tampoco en los cambios-, la situación de los derechos humanos en Cuba empeoró
en 2008.
 “En Cuba, afirma el informe, hubo un
incremento de la supresión de la libertad de expresión y de asamblea comparado
con el año anterior”.
Sin dudas, quienes
lo redactaron no saben nada del tema o a pesar de los cantos de sirena de un
cambio de política, no se resignan a aceptar, de una vez por todas, el fracaso
de una política de agresiones que dura ya 50 años, pues cualquiera sabe que si
algo no faltó en la Isla
en ese periodo, fueron las reuniones y consultas populares.
El mejor
ejemplo es el proceso de discusión que realizaron en todos los centros de
trabajo, consejos de dirección, núcleos del partido, secciones sindicales y en
cada cuadra sobre el discurso de Raúl del 26 de julio del 2007. Los líderes de
la de la Revolución
exhortaron al pueblo a discutir los problemas: “Se les ha dicho a todos que
pueden hablar no solo del discurso, sino de todo lo que quieran hablar, con
valentía, con sinceridad, sin muchas ilusiones de que somos magos nosotros y
vamos a resolver los problemas, pero hace falta retroalimentarnos con la
opinión de todos, todo se va a recoger”, dijo Raúl entonces durante una
intervención televisada.
Durante el
proceso, los cubanos abordaron con total libertad temas como la baja producción
de alimentos y sus altos precios; el divorcio salario-precios; la revisión del
sistema migratorio; mayor descentralización de la economía; el acceso a los
hoteles en divisas, los problemas de los sistemas de educación y salud, entre
otros temas que preocupaban a la ciudadanía.
Como si
fuera poco, un proceso similar ocurrió para discutir el anteproyecto de ley de
seguridad social que después fue aprobado en la Asamblea Nacional
del Poder Popular el pasado diciembre. Se hicieron más de 900 mil
intervenciones, donde fueron incluidas  propuestas, dudas, preocupaciones y
sugerencias relacionadas con el Anteproyecto y otros asuntos afines.
Si eso no es
participación popular, democracia genuina, ¿qué lo será?- Nada, que el imperio
sigue con sus mentiras que ya a nadie engañan.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Polemizando. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s