Contaminación de las aguas

Dialogo
familiar

https://i1.wp.com/www.monografias.com/trabajos46/contaminantes-ambientales/Image1981.gifMujer: – ¿Estás
cansado?
Hombre: -Sí,
un poco.
Hombre: -¿Hoy?
Caramba mujer, llevo tres días chapeando y recogiendo el traspatio.
Mujer: – Es
verdad, era una selva lo que teníamos allá atrás.
Hombre: – ¿Y
qué me dices de todos los tarecos? Durante años hemos acumulado todo lo que no
servía.

Mujer: – Bueno,
y ahora, ¿Qué vas a hacer con esa basura?

Hombre: – Buscaré
el camión un llevarla al vertedero o quizás la tire en el canal al pasar por
allá.

Mujer: -¿En
el canal?

Hombre: -Sí

Mujer: – ¿Estás
loco? ¡Lo vas a contaminar!
——-     ———-    ——–

Pobreza, guerras, desastres ecológicos, agotamiento de los
recursos naturales, desertificación, sequía, extinción de especies, males
sociales, constituyen signos de la era en que desarrollamos nuestra existencia.

Pero, se ha preguntado usted ¿En qué mundo deseamos que
vivan nuestros descendientes?

El agua constituye un elemento natural indispensable para el
desarrollo de la vida y de las actividades humanas; resulta difícil imaginar
cualquier tipo de actividad en la que no se utilice, de una u otra forma.

Para satisfacer distintas necesidades el agua se transforma
en un recurso, pero no todas las personas disponen de él, motivado por varias razones,
entre las cuales se puede mencionar su desigual distribución natural en la
superficie terrestre.

La disparidad en la existencia del agua en el mundo, conlleva
a situaciones de escasez, que no tiene causas exclusivamente naturales, sino
que también sociales

En nuestro planeta el agua cubre el 75 por ciento de su
superficie, por lo que pudiera asegurarse que disponemos de un abasto
suficiente. Pero por desdicha no es así, pues solo un bajo por ciento de esa
agua se encuentra en condiciones aptas para el uso humano y de los animales.
Esa proviene de la
superficie de la tierra, a través de los ríos, lagos y manantiales,  o del agua subterránea.

El agua subterránea es la que llena las
grietas y los espacios entre las rocas y los sedimentos bajo la superficie de
la tierra. Más del 90 por ciento del suministro de agua potable del mundo
proviene de las aguas subterráneas, que se ven contaminadas por la acción
irresponsable del hombre.
Hablase
de vertidos incontrolados de aceites, productos químicos y otros desechos.

El problema de la contaminación del agua es conocido desde
la antigüedad, ya que aparecen relatos sobre este importante asunto incluso en
las Sagradas Escrituras. En la actualidad, la Organización Mundial
de la Salud
está preocupada por esa contaminación, pues el líquido es necesario y cada vez
más escaso.

Asistimos a un deterioro creciente de nuestro entorno, dado el
cual peligra la supervivencia de la humanidad. Conformarnos a esta suerte de
destino fatal o asumir la responsabilidad de minimizar sus efectos devastadores, marca la
disyuntiva sobre cuya cuerda se mueve el hombre.

Asimismo el
agua potable está desigualmente repartida y la mitad de la población mundial no
tiene acceso a un sistema de suministro confiable. En los núcleos de población
donde el líquido llega con facilidad, muchas veces, se malgasta. Es hora de
ser más responsable y no jugar con nuestra propia existencia.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s