Razones que convencen

Estudios
realizados por científicos de una universidad norteamericana demuestran que las
amas de casa están entre los grupos con mayor riesgo de obesidad, trastorno
especialmente dado por la conducta alimentaria. Por ello el tratamiento médico
y la mejoría del entorno son fundamentales para la solución de este problema.

La fuente
destaca como el aumento del peso corporal sería la definición más simplista de
la obesidad, por cuanto hay que tener en cuenta entre los principales motivos,
la sobrealimentación, una herencia genética predisponente y  malos hábitos dietéticos y de preparación
física adquiridos durante la vida.
Si bien la
obesidad está repartida en ambos sexos, hombres y mujeres no reaccionan o lo
llevan de la misma forma y recientemente han 
comprobado la existencia de grupos con 
riesgo de padecer estos trastornos y uno de ellos es, el de las amas de
casa.
¿Cuáles son
las razones por las que las amas de casa tienen una mayor probabilidad de
padecer obesidad y de presentar otros trastornos de la esfera psicológica? Pues
son varias y diferentes y no tienen por que poseerla la misma persona, pero
fundamentalmente está la falta de una motivación laboral.
El trabajo
del ama de casa es uno de los más ingratos, repetitivos y menos estimulantes. Ellas
generalmente preparan las camas, qu

itan el polvo, barren, friegan, planchan,
tienden  ropas y realizan diariamente
esas obligaciones.
 
Lo peor es
que ante tantas obligaciones reciben 
poco o ningún reconocimiento social, no obstante constituir estas tareas
la base del buen funcionamiento de la familia y el hogar.
El hecho es
que aunque el trabajo de ama de casa las canse, lamentablemente gastan pocas
calorías, como ocurre con la actividad sedentaria de la oficina.
Existe un
cierto tiempo libre disponible que en muchas ocasiones facilita que se pueda
comer o “picar” alimentos que no son nutritivos 
y que al final conducen al aumento de peso. 
El  estilo de vida de la ama de casa  resulta bastante monótono a lo que se suma
poco estímulo en el cuidado del aspecto físico. Además provoca en muchos casos
cierto abandono de la imagen corporal y con ello el relajamiento de hábitos y
costumbres saludables con respecto a la alimentación, del aumento del consumo
de alimentos ricos en calorías y  de
peso.
Si bien  no todas las amas de casa sufren de obesidad,
situación bastante negativa y pesimista, en las consultas de los especialistas
se plantean con frecuencia estos temas.
Todo el
núcleo familiar puede contribuir a que la ama de casa eleve su autoestima si se
le reconoce el importante lugar que ocupa, el cual debe combinar con ejercicios
donde junto a ella participe el esposo, los hijos y demás integrantes del
hogar.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Deporte y salud. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s