Cinco de Septiembre

El
l
https://i0.wp.com/www.guije.com/fotos/istock/cienfuegos01.jpgevantamiento popular de Cienfuegos, el cinco de septiembre de 1957, ocupa un
lugar destacado en la historia de la mayor de las Antillas, al integrar el
amplio accionar de los cubanos en su lucha por la verdadera independencia.
El estallido revolucionario ocurrido aquel día
respondía a un plan de carácter nacional, pospuesto a última hora por la
posición insegura de un grupo de oficiales de la Marina
de Guerra, sumados a
la conspiración y que radicaban en La Habana.                 
Cuando al fin logra producirse el estallido rebelde
la ciudad cienfueguera se levantó. En la madrugada anterior llegaron Julio
Camacho Aguilera por el Movimiento 26 de Julio, y el  ex alférez de
fragata Dionisio San Román, jefe militar del alzamiento encargado de dirigir
los acontecimientos.
Alrededor de las seis de la mañana  los
revolucionarios redujeron en silencio las postas de entrada de cayo Loco, y  cayeron las estaciones de la Policía Marítima
y la Policía Nacional,
el ayuntamiento y otros puntos. Aunque no pudieron tomar el cuartel de la Guardia Rural, los
soldados se encerraron allí y la ciudad quedó en manos de
los complotados por
espacio de 24 horas. Más tarde la tiranía lanzó contra Cienfuegos a sus
tropas que ametrallaron y bombardearon indiscriminadamente los barrios, y
causaron decenas de muertos, heridos y mutilados entre la población.
51 años
después,
la ciudad de Cienfuegos se levanta orgullosa por la
historia que atesora en sus rincones y de los hijos que forjaron sus primeros
destellos de libertad,
recordados
en la ciudad con diferentes actividades, entre las que figuran el acto central
y la tradicional peregrinación.
Miles de
cienfuegueros se reunirán en el céntrico Parque Martí, donde se hará el pase de
lista de honor de los mártires de la gesta, y posteriormente, organizados en
bloques formados por estudiantes y trabajadores de los diferentes sectores,
marcharán por avenidas y calles citadinas hasta el Mausoleo erigido en el
cemen
terio Tomás Acea, de esta localidad.
Si bien los acontecimientos ocurridos el cinco de
septiembre de 1957 no aportaron los resultados deseados, sirvieron para
demostrar que la Isla
estaba en pie de lucha hasta alcanzar la victoria. Día
glorioso aquel en el que murieron combatiendo 26 marinos, once luchadores del
Movimiento veintiséis de Julio y otros muchos mártires civiles, por lo que e
l
pueblo cienfueguero, cada año, rinde tributo a sus hijos con el máximo esfuerzo
en pos del cumplimiento en todos los frentes.

HTML clipboard

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Opinión. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s