Santa Bárbara, bendita

Las súbitas
to
https://i2.wp.com/lenguadetrapo.blogia.com/upload/20070610192344-rayo.jpgrmentas eléctricas que estremecen las tardes estivales en Cuba resucitan
ciertas costumbres populares, como tapar los espejos y acordarse de Santa
Bárbara. Tales supersticiones perduran en el
pueblo cubano, que las heredó de
sus antepasados  y las mantiene

La filosofía
del "po
r si acaso" alimenta dichos credos, por eso cuando truena y
relampaguea, los cubanos cubren los espejos, hacen cruces de ceniza y ni locos
tocan un perro, pues piensan que su pelaje atrae los rayos, incluso los ateos
piensan entonces en Santa Bárbara o Shangó, su par afrocubano, pues a tales
deidades se les atribuye el poder de controlar y repartir centellazos a diestra
y siniestra.

En la isla
subsisten supe
rsticiones universales, como nunca pasar debajo de una escalera,
rehuirles a los gatos negros o abstenerse de casarse o embarcarse un martes 13.
Asimismo, una cuchara caída repentinamente avisa de una pronta visita, cuya
duración puede acortarse colocando tras la puerta una escoba polvoreada con
sal. (Continuará)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s