Tener a un chino descalzo detrás

La mala suerte es como una enfermedad contagiosa, que persigue al ser humano y cuando lo logra atrapar, resulta imposible separarse de ella, de ahí que con cierta frecuencia se diga “Me persigue la mala suerte”.

Tener a un chino descalzo detrás, es para los cubanos – juro no saber por qué-, la frase más elocuente para reflejar la mala suerte o las constantes adversidades, que no es lo mismo, pero es igual, ya que para no pocas personas, al decir de ellos mismos, La necesidad no tiene día de suerte.

Pa´ la leche que da la vaca, que se la mame el ternero, constituye la forma familiar con que el campesino cubano (sustituye al chino descalzo) refleja determinada situación difícil de verdad, mientras que en la ciudad se prefiere, (además del mantener al chinito)  decir que De jodio pa´lante no hay más pueblo o señalan Estar cagao de aura.

Estar en la calle y sin llavín, Quedar como el gallo de Morón, sin plumas y cacareando, Ser un saco de sal, Meterse en camisas de once varas, Ponérsela a uno en China o  Salir de Guatemala para meterse en Guatepeor, son otras de las expresiones que denotan mala suerte.

En estos casos los conformistas prefieren señalar que la suerte es loca y a cualquiera le toca o que la suerte no es para quien la busca, sino para quien la encuentra.

¡Caramba, que mala suerte la mía! Se me acabó el espacio por hoy.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Así hablamos los cubanos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s