A otro perro con ese hueso

https://i1.wp.com/www.animales.cl/site/images/Fauna/perrohueso.jpg

Se imagina usted, la escena donde un perro rechace un hueso. ¿No, verdad? Yo tampoco.Precisamente,
esa posibilidad -la de tener capacidad para saber qué es lo bueno y qué es lo
malo, qué nos conviene y qué no-, es lo que nos diferencia a nosotros los
hombres o seres racionales, aunque desdichadamente no siempre ocurre así, del
resto de los animales.
Es
ahí, en esas ocasiones, donde hacemos uso de la famosa frase: “A otro perro con
ese hueso”, que nos posibilita con pocas palabras echar a un lado aquellas
cosas que, aun cuando, aparentemente, pudieran gustarnos o beneficiarnos, al final
nos perjudican o afectan de un modo u otro.
Por
lógica podemos deducir que aquella persona 
o personas que se propusieron la misión de convencernos no quedarán de
“brazos cruzados” e intentarán “disfrazarnos” la idea para que sea aceptada y
entonces aparece otra frase, no menos popular: “Ese es el mismo perro con
diferente collar”.
El
engaño, por supuesto, constituye una de las manifestaciones más criticadas y
repudiadas por la sociedad, ya que detrás de éste se ocultan los inescrupulosos
que actúan solapadamente en beneficio propio, aunque para ello perjudiquen a
una o varias personas, no importa a quién.
Por
suerte, casi siempre más temprano que tarde, esos maleantes son descubiertos y
evitamos muchas veces el engaño, o como dice mi abuelo: “Que nos pasen gato por
liebre”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Así hablamos los cubanos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s