La prostituida justicia gringa

El sistema de justicia norteamericano hiede a mierda. Quizás siempre haya sido así. Solo hay que recordar que en 1953 los científicos Ethel y Julius Rosenberg fueron condenados a la pena de muerte, luego de haber sido sometidos a un proceso judicial plagado de irregularidades en el cual se los acusó de ser espías al servicio de la desaparecida Unión Soviética.
Así valora a la administración norteamericana Dax Toscazo Segovia, profesor de la Facultad de Comunicación Social de la Universidad Central del Ecuador, en un interesante artículo titulado “La prostituida justicia gringa”, donde asegura que pasado el tiempo, la pestilencia de la justicia de Estados Unidos se ha hecho más evidente, sobre todo bajo el gobierno de George W. Bush.
Los hechos, y por supuesto el olor, lo confirman –afirma el profesor ecuatoriano-, basta con señalar que el secretario de Justicia estadounidense, Alberto González, ha avalado la utilización de la fuerza y la práctica de la tortura contra los prisioneros en la cárcel de Guantánamo, so pretexto de combatir al terrorismo.-
Y agrega, que en Estados Unidos mientras los terroristas gozan de privilegios, luchadores sociales y antiterroristas continúan detenidos injustamente en cárceles gringas.- Mumia Abu Jamal lleva preso 25 años, tras ser acusado del asesinato del agente de policía Daniel Faulkner y sometido a un juicio en el que se violaron todas las normas legales y procesales.
Las pruebas presentadas por la defensa de Mumia demuestran su inocencia, sin embargo, fue condenado a la pena capital.- Desde la cárcel, Mumia Abu Jamal, “La voz de los sin voz”, continúa defendiendo con su pluma la lucha de los pueblos del mundo que hoy se levantan para hacerle frente al imperialismo genocida.
Asimismo cita que Cinco luchadores antiterroristas cubanos que se infiltraron en las organizaciones criminales anticubanas de Miami, llevan detenidos diez años en diferentes prisiones federales de los EEUU.- Los abogados defensores de Antonio, Fernando, Gerardo, René y Ramón, pese a los obstáculos impuestos por el sistema judicial norteamericano, han demostrado que los Cinco no cometieron delito alguno contra la Seguridad de los EEUU.-
La justicia sigue brillando por su ausencia en el caso de los Cinco y el odio profesado por la administración Bush contra Cuba, así como la presión de la mafia cubanoamericana, han impedido que se tome una decisión legal justa en este caso.

Mientras eso sucede, finaliza su artículo el profesor ecuatoriano Dax Toscazo Segovia, profesor de la Facultad de Comunicación Social de la Universidad Central de su país, terroristas como Posada Carriles pasean libremente por las calles de Miami y pueden planificar nuevas acciones criminales, todo gracias a la prostituida justicia gringa.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Opinión. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s