José Lezama Lima, en el siglo XX cubano

Tres
décadas han transcurrido desde la desaparición física de José Lezama Lima,
acaecida el nue
https://i0.wp.com/www.nacionapache.com.ar/wp-content/uploads/2006/08/jose-lezama-lima.jpgve de agosto de 1976 en La Habana.
Sin embargo, su obra se ha expandido y como
nunca antes ha ganado también en reconocimiento a escala planetaria,
convirtiéndose junto a Alejo Carpentier, en la dupla de autores que cuentan con
mayor número de ediciones en
diversas lenguas.
Son también -por sus sendas novelas Paradiso y El siglo de las luces- los dos
únicos cubanos que ingresaron en la selecta nómina de los cien escritores con
las obras más trascendentes de la pasada centuria.
Cuando irrumpe Lezama y después toda la llamada generación de Orígenes,
resumidos en aquel volumen excepcional Diez poetas cubanos 1937-1947, ocurre
una renovación de códigos en el lenguaje poético dentro del panorama de la
literatura cubana.
Lezama Lima y sus camaradas rompen con la tradición, en medio de un contexto de
frustración política, para producir una nueva mirada que hará de la poesía un
medio no sólo de expresión sino de conocimiento, para crear lo que el autor de
Paradiso llamó, en su coloquio con el poeta español Juan Ramón Jiménez durante
la estancia del célebre andaluz en La
Habana, "una Teleología Insular".
No era su proyección ni la poesía pura ni tampoco el registro social tan
cultivado por la generación del 30. Se trazaban los senderos de una nueva
sensibilidad que llegaría, gracias al cultivo del idioma, al corpus de la
metapoesía, en su indagació
https://i0.wp.com/www.biblio-zamoravicente.es/jrj/revistas/origenes.jpgn sobre las verdades del ser humano.
Como él l
o afirmara: "en la raíz de aquel grupo de pintores, músicos,
escritores, estaba implícito en todos la tendencia a la universalidad de la
cultura, a la búsqueda de nuestro paisaje (no se puede olvidar que esa fue una
época de gran pesimismo) y yo me creí obligado a levantar el mito de la
insularidad…".

José
Lezama Lima y Orígenes contribuyeron también al rescate de la identidad
nacional, no por la vía de la acción ni de la praxis política, sino por la
exploración y creación en el horizonte de la cultura.
El lenguaje para ellos fue un método de conocimiento, deseosos de aprehender
las esencias de la realidad, aunque en la escritura lezamiana su abundancia
verbal lo llevará al terreno de lo hermético en su diálogo con los lectores y
también con la crítica, que los llegó a calificar de
"trascendentalistas", no sólo por sus ideas cristianas, sino por la
sustancia misma de su poética. (Por Mercedes Santos Moray)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artistas. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a José Lezama Lima, en el siglo XX cubano

  1. Liver dijo:

    Pues claro que sigo viniendo, ya sea de tarde en tarde, pero aqui estoy,
     
    La noche no logra terminar,malhumorada permanece,adormeciendo a los gatos y a las hojas.Estar aprisionada entre dos globos de lucesy mantener, como una cabelleraque se esparce infinitamente,el oscuro capote de su misterio.La noche nos agarra un pie,nos clava en un árbol,cuando abrimos los ojosya no podemos ver al gato dormido.El gato está escarbando la tierra,ha fabricado un agujero húmedo.Lo acariciamos con rapidez,pero ha tenido tiempo para taparel agujero. Hace trampay esconde de nuevo a la noche.
     
    José Lezama…..De la Doble Noche….
     
    Un besoteeeeeeeee y muy buenas nochessssss

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s