Estados Unidos compra cabeza y teme a los ojos


https://i0.wp.com/www.rel-uita.org/internacional/fotos/muro_eeuu_mexico-250.JPGLos gobernantes norteamericanos durante décadas han
promovido según su conveniencia la emigración de ciudadanos
de otros países
hacia esa nación a fin de pretender demostrar la superioridad económica y
financiera o sencillamente para desacredit
ar a sus vecinos.
Un ejemplo de esto último es Cuba, país que además
de bloqueado desde los inicios del triunfo revolucionario, debía sufrir el
descrédito de ver el éxodo de sus habitantes hacia “el paraíso” movidos por los
cantos de sirenas hacia una vida de mejor futuro.
Los países latinos no han desoído esos cantos
engañadores y corren a probar fortuna aunque para ello pongan en peligro sus
vidas, pero al imperio ya le molesta tantos “indeseables” en su territorio y
llegará el momento que los cubanos también sobren, todo depende de que dejen de
ser un fuerte motivo político de interés para los gobernantes.
Hoy, son los mexicanos los que apestan y para
evitar tal contaminación el todopoderoso presidente de Estados Unidos, George
W. Bush, y su gobierno republicano promulga La Ley del Muro, nada más y nada menos que 1226 kilómetros que
limite la frontera entre ambos países.
Tal decisión ha levantado también una ola de
indignación – muy superior a los 1200 millones de dólares destinados a la
construcción del muro-, no solo entre los mexicanos sino también en decenas
https://i2.wp.com/www.dw-world.de/image/0,,1059287_4,00.jpgde
naciones que critican abiertamente la prepotencia y arrogancia de quienes se
consideran “amos del mundo”.

Al decir del presidente del Consejo de Derechos
Humanos de la ONU,
el mexicano Luis García de Alba: "Los muros
reviven una política
excluyente, de rechazo a los emigrantes, que aunque sea en el contexto de la
defensa de la seguridad, termina reproduciendo una forma de
discriminación".
El Gobierno de los Estados Unidos rechaza hoy
cierto tipo de emigración, por supuesto que los cubanos todavía no se incluyen
en esas decisiones, pero llegará ese día,
pues como decimos en la Isla:
Se han pasado la vida comprando cabezas y ya comienzan a temerle a los ojos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Opinión. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s