Perdorar y pedir perdón ¿Cuán difícil es?

“Muy
difícil resulta  para dos narizones
darse un beso de frente”, decía mi padre para hacerme comprender que en el
matrimonio uno de los integrantes de la pareja debe ceder ante la razón y la
justicia y no permitir que cualquier discusión, por pequeña o grande que
parezca, destruya la armonía familiar.

No
menos trabajoso
debe ser  precisar el número exacto 
de matrimonios que se deshacen porque, sencillamente,  no saben perdonar y que, lo que se hace para algunos mucho más
engorroso, no conciben pedir perdón.

Perdonar
o pedir perdón aparentemente parece fácil, pero no lo es tanto, ya que para
algunos es sinónimo de humillación ante el otro integrante de la pareja,
cuando en realidad no se trata que  nos convirtamos en un manojo de disculpas y perdones, nada de
eso, tal vez con un “lo siento” sincero y con arrepentimiento se pudiera
salvar una relación y hacerla más duradera.

La
vida se ha encargado de demostrar que por pequeña que sea una discusión 
puede convertirse en un gran conflicto sino existe comprensión,
entendimiento, justeza y reconocimiento del error por la parte equivocada, que
pudiera ser él o ella.

Lo
que ocurre en muchos casos es que las discusiones vienen cargadas de frases
acusatorias, ofensivas e hirientes y, casi siempre, se dicen cosas deformadas o
exageradas que posteriormente lamentamos, porque nos damos cuenta que no
pretendimos decir tal o más cual cosa.https://i2.wp.com/www.inforegion.com.ar/archivos/imagen/divorcio250.jpg

Considero
que lo peor que se puede hacer tras una pelea es aparentar que nada sucedió y
dejar caer sobre el conflicto un manto de silencio. Esto hace que el problema
permanezca presente en cada momento y se convierta en un detonante presto a
estallar ante el más mínimo roce. Esas son las parejas que, aunque aparentan
todo lo contrario, viven como perro y gato, en ocasiones he pensado que los
animales viven en mayor paz y armonía.

La
comunicación es un arma importante para resolver los conflictos familiares,
pero también es el medio ideal para evitarlos. No pocas personas opinan que el
amor lo es todo en la relación de la pareja y no es así, a no ser que ese
sentimiento esté siempre  acompañado
por  la sinceridad, el respeto, la
comprensión y de saber perdonar o pedir perdón cuando se comete un error y
existe un sincero arrepentimiento.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Polemizando. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s