Los buscadores

Los buscadores sirven para lo que su nombre indica: buscar información. Cuentan con bases de datos de palabras clave relacionadas con páginas Web y las revisan a gran velocidad para sugerirte direcciones que puedan tener relación con tu búsqueda.

El usuario escribe una palabra y el buscador propone una lista de las direcciones que la incluyen. De hecho, el buscador sólo comprueba el contenido del primer y segundo párrafo, de modo que si la palabra no aparece al principio de la página Web, ésta no figurará en la lista final.

El software que se encarga de realizar la búsqueda recibe el nombre de spider (araña) y éste analiza el llamado metatag de la red, es decir, una serie de líneas HTML: el título de la página, la dirección o URL (del inglés Uniform Resource Locator), la descripción y, lo que es más importante, las palabras clave de la página correspondiente al contenido de la misma.

El principal inconveniente de los buscadores es que resulta prácticamente imposible actualizarlos con la debida rapidez y que si el usuario busca una palabra clave muy común, recibirá una lista de sugerencias desmesuradas. Por ejemplo, si buscas la palabra datos en Yahoo, el buscador te propondrá una lista de 2.680 sitios.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Computación e Internet. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s