La mujer y los ejercicios

Para la mujer, en especial, el ejercicio
reviste una singular importancia ya que durante la etapa de la maternidad tiene
objetivos profilácticos para el parto y después tiene una función recuperativa
y de mantenimiento de la figura.
Además, si se trata de alguien que sufre
sobrepeso, será muy beneficioso si se toma en cuenta que la jornada deberá ser
sistemática; lo importante es no desesperarse y ser constante en la práctica.
Si se ingieren alimentos en exceso e
indiscriminadamente, y además no realizan ejercicios con regularidad,
ocasionará un desbalance entre la ingestión y el gasto que dará paso a la
obesidad.
Entonces, lo mejor y más efectivo es
realizar un régimen alimentario acorde a las necesidades y sumarle un buen plan
de actividad física, diariamente o como mínimo tres veces a la semana, que contribuirá
a mantenerlas en forma.
Los ejercicios pueden realizarse temprano en
la mañana, después de terminada la jornada laboral, antes del baño, según la
conveniencia de la persona.
Es importante que sudes durante la
realización de ejercicios, y al finalizar puede tomar duchas frías o calientes,
alternándolas de ser posible, pero lo más valioso, es la perseverancia y
ya  se verán los resultados.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Deporte y salud. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s