Tus piernas (II)

Aquí les van algunos ejercicios no difíciles de realizar y sí de mucha utilidad: Colócate de pie, con la espalda bien recta y las manos en la cintura, y comienza a levantar tus piernas poco a poco.

Tú mismo pones el límite, pues nadie conoce mejor hasta dónde puedes llegar. Eso sí, para que el ejercicio resulte efectivo, deberás hacer trabajar un poquito la maquinaria, pues sin esfuerzo no conseguirás ningún beneficio.

Si te resulta más fácil, puedes iniciar este ejercicio apoyándote en la superficie de una mesa o en el respaldo de una silla. De esta forma conseguirás fortalecer tus músculos y facilitar la circulación sanguínea.

Otra de las actividades que van a ayudarte a mantener tus piernas bien animadas consiste en lo siguiente: Túmbate boca arriba en una superficie rígida, mucho mejor en el suelo, estira los brazos y flexiona a continuación las rodillas.

Una vez estés en esta posición, dirige tus piernas hacia la izquierda, forzándolas todo lo que puedas, hasta que consigas tocar el suelo. Aguanta durante unos instantes y colócate de nuevo como al principio.

Repite los mismos pasos, pero ahora hacia el lado contrario, el derecho. Puedes realizar este ejercicio de 10 a 15 veces seguidas, ya sea alternando los movimientos o repitiéndolos primero de un lado y después del otro y verás sus efectos. 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Deporte y salud. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s