El lado opuesto

Se trata de una chica que se iba a casar con un griego, y el día antes de la boda su padre le dice:

         – Mira hija, estos griegos son unos pervertidos. Tú ahora no lo crees porque estás enamorada, pero después de la noche de bodas te darás cuenta de lo que te quiero decir. Así que recuerda, si un día estás haciendo el amor y te dice que te des la vuelta, niégate rotundamente. Yo sé lo que te digo.

         – Sí, papá.

Se casan y pasan los años. Una noche están en la cama y el marido le dice:

         – Oye, ¿no quieres que probemos por el otro lado?

         – ¡Ni hablar, ya te lo he dicho miles de veces!

         – Pero entonces, ¿no quieres tener niños?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Pincelada de humor. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s