Del mate paraguayo al café cubano

El mate paraguayo, la bebida más popular en la nación sudamericana, es precisamente lo primero que se le brinda al visitante pues forma parte de las tradiciones y costumbres del pueblo.

Pero no sólo eso. Es usual ver a los paraguayos de cualquier edad con su matero,  boquilla y  termo de agua caliente, como si formara parte de su vestimenta diaria, imposible dejar en casa antes de salir.

En el matero, recipiente de madera, cristal o metal redondo y hueco, se echa el mate nombre que tiene la yerba, junto a otras que según la sabia popular son medicinales, a las que se les agrega agua hirviendo y se bebe en pequeños sorbos. Su sabor es amargo.

Sin embargo, el mate se toma a cualquier hora y lugar: En las casas, centros de trabajo, en los parques, caminando por las calles, montado en un colectivo -para los cubanos ómnibus-, o, sencillamente, mientras se conduce el auto particular.

El invierno en Paraguay es muy frío por su cercanía al Polo Sur, de ahí que durante los meses en que las temperaturas se aproximan al cero grado centígrado, el mate sea la bebida preferida de casi todos los nativos.

El mate paraguayo, según costumbres, se comparte en el mismo matero y boquilla con los  demás miembros de la familia y con todas aquellas personas que visitan la vivienda, aunque existen personas que tienen sus implementos personales.

Por el contrario, durante el verano cuando las temperaturas son por lo general muy altas, los paraguayos prefieren El Tereré y para ello el matero se sustituye por la Guampa, recipiente de similar características que acoge las yerbas molidas.

El Tereré, con yerbas a las que también le atribuyen propiedades medicinales como antiparasitarias, antiinflamatorias y otras, se bebe bien frío y en algunas oportunidades con hielo. Sin dudas, tanto el Mate como el Tereré forman parte de las costumbres y tradiciones del pueblo Paraguayo.

Si de café se trata 

Pero si de gustos y preferencias vamos a hablar, debemos mencionar a la querida Ida. Ella, es una de esas tantas personas que hay en Cuba siempre amables y cariñosas, que mucho se extraña cuando se está lejos. 

Su vivienda, ubicada a dos cuadras aproximadamente de Radio Ciudad del Mar, en Cienfuegos, es visitada constantemente, pues allí se cuela un exquisito café cubano. 

En Paraguay, prácticamente no se bebe café y cuando por algún motivo se hace, es del tipo instantáneo. Aquí el "Néctar negro de los Dioses blancos" es desplazado casi todo el año por el mate caliente en invierno y el Tereré frío en verano. 

La ausencia de unja taza de café es tal vez una de las cosas que más chocan al cubano cuando visita a la nación sudamericana, ya sea por razones de trabajo o turística.  

Por eso, si de café se trata… me es imposible evitar preferir el cubano. Sí, ese mismo que tanto criticamos, pero que también extrañamos sobremanera cuando se está lejos y se piensa en Ida, quien lo hace tan delicioso porque lo mezcla además con una dosis cargada de amor, amabilidad y buena atención, que invita a volver.  

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Conozca a Paraguay. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s