Fenómenos atmosféricos

El tiemhttp://www.ciudadenlinea.com.mx/images/imss/huracanes.jpgpo y el clima constituyen factores ambientales que, en mayor o menor grado, influyen sobre todas las actividades humanas, por lo que resultan tan familiares, que son la base de las más comunes conversaciones cotidianas; quizá, por ser tan obvias y naturales, las relaciones del hombre y los mencionados factores atmosféricos son tratadas, frecuentemente, de una manera superficial y pocas veces se profundiza en su estudio y comprensión.

El aprovechamiento de los recursos atmosféricos debe estar, necesariamente, basado en un conocimiento cada vez más profundo y exacto de los procesos atmosféricos, así como resguardar al hombre y a sus obras de las fuerzas destructoras que, con frecuencia, pueden desatarse en la atmósfera. Bajo estos apremios, la meteorología y la climatología ingresan a las filas de las llamadas ciencias del medio ambiente.
De aquí que para lograr una adecuada observación y vigilancia se organizara un complejo sistema internacional denominado la Vigilancia Meteorológica Mundial, que incluye a la mayor parte de los países del mundo y se ocupa de recabar los datos por medio de instrumentos especiales situados en las estaciones meteorológicas.
Esas estaciones pueden ser de diferentes tipos y categorías, y se encargan luego de diseminar estas informaciones entre todos los países miembros, con la finalidad de que estos puedan elaborar los pronósticos meteorológicos y realizar distintos tipos de investigaciones acerca del tiempo y del clima, al tiempo que adopten las medidas preventivas y de seguridad necesarias.
Los fenómenos atmosféricos provocan daños diferentes, ya sea por la acción del viento que afecta o destruye vehículos, edificios, viviendas, sembrados y caminos, además de convertir desechos y escombros en proyectiles que son lanzados al aire a gran velocidad o el  incremento en el nivel del mar, ríos y lagos, que puede inundar comunidades cercanas e interrumpir las vías de comunicación.
Posteriormente, los efectos secundarios del fenómeno siguen afectando a la población. Estos incluyen la aparición de epidemias dado por el ambiente húmedo que queda tras el paso de un huracán  combinado con la destrucción de instalaciones sanitarias y un clima cálido, apagones y dificultades con la transportación, entre otras. Cuba dispone de un sistema meteorológico y una defensa civil reconocidos a nivel mundial por su eficiente trabajo, de ahí que gracias al esfuerzo del país los daños en cada temporada ciclónica se ven minimizados y cuando ocurren males mayores, casi siempre son debido a la negligencia e irresponsabilidad de los propios ciudadanos, por ello es tan importante y necesario la adopción por todos de las medidas de prevención y seguridad orientada por esas instituciones.
About these ads
Esta entrada fue publicada en Reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s