Haz bien y no mires a quién

La
solidaridad es una virtud que lleva cada cubano desde que nace. Bien pudiera
decirse que es transmitida genéricamente. Ejemplos de ella se ponen de
manifiesto a diario en todo el país, en centros de trabajo o estudiantiles, en
ciudades, pueblos o barrios, pues no se vacila ni un segundo cuando de ayudar a
otro se trata.
La solidaridad en la vida cotidiana hace a las
personas unirse cada día más, ayudarse mutuamente y como resultado, en muchas
ocasiones, se salvan vidas o mejora la estancia de otros, y no sólo me refiero
a la ayuda material, sino también a la espiritual.
Haz
bien y no mires a quién, es quizás una de las primeras frases que nos dicen
nuestros padres y luego la repiten muchas veces durante toda la vida, para
demostrarnos lo importante que resulta ayudar a los demás.
La
frase, o mejor dicho, el mensaje que ella encierra, hace que nuestros médicos, enfermeras,
entrenadores deportivos no flaqueen ni un segundo cuando se les encomienda la
honrosa tarea de brindar sus esfuerzos en otras tierras del mundo.
¿Qué
decir de nuestros combatientes cuando -como ocurrió en Angola, Etiopía, por
solo citar dos ejemplos-, no dudaron en dar hasta su vida?
Haz
bien y no mires a quién, debiera ser un principio para cada ser humano del
planeta. Estoy seguro, que ese día viviremos mejor y más unidos que nunca. Los
cubanos sabemos que si se quiere un mundo rebosante de amor, tenemos que ayudar
todos para construirlo.

About these ads
Esta entrada fue publicada en Así hablamos los cubanos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s